El camarón que marca la diferencia

Un total de siete especies de camarones, seis pertenecientes al género Palaemon y una al género Palaemonetes, se distribuyen a lo largo de la costa gaditana, aunque por el momento solo haremos referencia al camarón que se emplea en la elaboración de las afamadas tortillitas de camarones, santo y seña de la gastronomía gaditana y producto estrella de la empresa Molinero AVA.

Este camarón, cuyo nombre latino es el de palaemonetes varians, también se le conoce como de salina o estero y habita las aguas salobres de las costas ibéricas atlánticas, y sus adultos no superan los 4,5 cm de longitud total (talla común, hasta 2,7 cm).

El hecho es que a pesar de la variedad de especies conocidas de camarones que habitan en la zona costera gaditana, y sin contar la enorme cantidad de especies en el resto del mundo, para las tortillitas solamente se emplea el palaemonetes varians, tanto por su tamaño e intenso sabor a mar, como por una característica crucial de su fisonomía, la cual no presenta unas defensas tan exageradas en su cabeza como otros ‘familiares’ y eso hace que su degustación sea agradable y nunca llegue a clavarse en su paso por boca.

Conocido el origen de la especie del camarón, ahora solo falta mezclar la exacta proporción de harinas de trigo y de garbanzo, añadirle cebolla, perejil, agua y sal. Una vez hecha la masa, freír en abundante aceite y disfrutar de las tortillitas de camarones. O mejor aún, confiar en el buen hacer de la empresa gaditana Molinero AVA, que ofrece precocinadas estas delicias a falta de darles un punto en sartén.

¡Buen provecho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *